Segundo día en Copenhague: Paseo por los canales, Nyhavn y Amalienborg

Deja un comentario Estándar

Después de comer el el hotel el desayuno más caro y poco variado que hayamos tenido jamás (155 coronas por pan, jamón y queso), caminamos hacia la calle Gammel Strand para realizar un paseo por los canales de Copenhague. Este tour está incluido en el precio de la Copenhaguen Card y como tomamos el primer barco del día (9:30am), solo una docena de viajeros estaban con nosotros.

El guía fue un joven de 23 años de look excéntrico que explicó a la perfección lo que veíamos desde el barco. Lloviznaba por ratos lo que impedía que Copito y yo pudiésemos sentarnos en la parte descubierta. Mr. Viking fue el encargado de las fotos en esta ocasión.

El recorrido duró hora y media aunque tuvo algunas paradas largas para recoger a más pasajeros en otros puntos de la ciudad. Pasamos por La Sirenita, el Palacio de Christiansborg, Nyhavn, la Opera, las pintorescas casas de Christianshavn, la Biblioteca Real, entre otros. Fue una excelente forma de empezar a recorrer la ciudad. Copito recibió un globo de regalo el cual perdió unas horas después por el fuerte viento que azotaba la ciudad.

Listos para el paseo por los canales

Listos para el paseo por los canales

La tranquilidad personificada

La tranquilidad personificada

Canales de Copenhague

Canales de Copenhague

La Sirenita

La Sirenita

Opera House

Opera House

Nyhavn

Nyhavn

Coloridos edificios en Nyhavn

Coloridos edificios en Nyhavn

Algunos edificios vistos

Algunos edificios vistos

Antes de dirigirnos a Tivoli Gardens, en donde pasaríamos toda la tarde, fuimos a recorrer a pie el lugar más famoso de Copenhague, Nyhavn. El antiguo puerto de Copenhague hoy alberga muchísimos bares, cafeterías y restaurantes. Ahí disfrutamos de una rica Carlsberg mientras veíamos pasar a toda clase de transeúntes listos para pasear en el primer día sin lluvia  desde hacía una semana.

Nyhavn, el lugar más emblemático de Copenhague

Nyhavn, el lugar más emblemático de Copenhague

Después nos dirigimos al Palacio de Amalienborg, residencia invernal de la reina. Amalienborg está compuesto de cuatro edificios y cada uno de ellos, se encuentra un guardia real. Su aspecto es elegante y su estatura muy imponente aunque una vez que me acerqué a ellos me di cuenta que son muchachos muy jóvenes que en la Edad Media pudiesen haber sido mis hijos. Llegamos a la mitad del cambio de guardia, el cual empieza a las 12:00 del mediodía. No teníamos intenciones de presenciarlo completo por lo que cinco minutos fueron suficientes para satisfacer mi curiosidad real.

Estatua equestre en Amalienborg

Estatua equestre en Amalienborg

Cambio de guardia en el Palacio de Amalienborg

Cambio de guardia en el Palacio de Amalienborg

Una siesta real

Una siesta real

Mientras caminábamos a Tivoli vimos otro barco pasar por los arcos más angostos de un puente y nos dimos cuenta que el número de personas era mucho mayor a esa hora.

Otro barco del Canal Tours

Otro barco del Canal Tours

El barco pasando por la parte más angosta del puente

El barco pasando por la parte más angosta del puente

Continuará…

**Gina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s