Tercer día en Copenhague: Rundetarn y Visit Carlsberg

Deja un comentario Estándar

Las calles de Copenhague estaban vacías en esa mañana dominguera. La mayoría de las tiendas no abren en domingo y las más famosas lo hacen de 12 a 4pm. Unicamente nosotros y un puñado de visitantes recorrían las calles fantasmas.

Empezamos el día visitando Rundetarn (torre redonda), un observatorio astronómico construido en los tiempos del rey Christian IV (siglo XVII). Subimos hasta lo más alto de la torre para apreciar la ciudad aunque esa mañana estaba lloviznando y el horizonte se perdía entre las nubes. Más nos divertimos persiguiendo a un Copito que al parecer le pareció muy gracioso bajar la rampa de la torre y volverla a subir unas diez veces. Me consolaba pensando en las muchas calorías que yo también estaba quemando al subir y bajar el espiral el mismo número de veces.

Calles solitarias en domingo

Calles solitarias en domingo

Rundetarn

Rundetarn

Subiendo y quemando calorías

Subiendo y quemando calorías

Copito feliz

Copito feliz en lo alto de la Rundetarn

Vista nebulosa desde lo alto

Vista nebulosa desde lo alto

Parte de la muestra en la torre

Parte de la exhibición en la torre

Bajando las escaleras de la torre

Bajando las escaleras de la torre

Un pequeño descanso

Un pequeño descanso

Cuando salimos de la torre la llovizna empezaba a volverse lluvia. Decidimos ir al centro de visitantes de la cervecería Carlsberg (Visit Carlsberg) cuya entrada estaba también incluida en la Copenhagen Card. Para nuestra mala suerte tomamos el autobús equivocado y tuvimos que caminar unos 20 minutos bajo la lluvia. Uffff ¡sí que acabamos empapados!. Copito fue el único que llegó seco a la cervecería porque siempre llevamos el impermeable para la carreola. Mr. Viking llegó con los pantalones empapados pero, contrario a la mía, su chamarra era waterproof. Yo fui la que llegó más mojada que un hipopótamo por lo que compré una camiseta y una chamarra en la tienda de souvenirs. También compramos ponchos para el regreso así que parecía un anuncio humano de Carlsberg caminando por las calles de Copenhague a nuestro regreso al hotel.

Visit Carlsberg es para todas las edades. Los adultos pueden aprender un poco sobre la historia y el proceso de producción cervecera así como admirar las esculturas en sus jardines. Los niños pueden tocar los bellísimos e impresionantes caballos de Jutlandia en sus establos. En verano hay paseo en carruaje y parrillada en el patio de la antigua cervecería por lo que imagino que la visita es incluso más divertida para los pequeños.

Copito se comportó muy bien dentro de la exhibición y aunque no entendió mucho de lo que veía subió con entusiasmo todas las escaleras del complejo de edificios. Por supuesto, su parte favorita fueron los caballos de Carlsberg. Uno de ellos, nos dijo su cuidador, era especialmente dócil con los niños y Copito pudo tocarlo y darle su comida. Hoy en día, los caballos aún recorren Copenhague para dejar el valioso líquido en algunos negocios y son los embajadores más famosos de la marca.

Dentro del complejo también hay una exhibición de antiguos carruajes y carros utilizados para la repartición y promoción de las varias marcas de Carlsberg. Al final del recorrido disfrutamos de nuestras dos bebidas gratis para cada uno de nosotros y de una selección de comida típicamente danesa para acompañarlas en el Jacobsen brewhouse and bar. ¡Delicioso!

Entrada a la parte histórica de la cervecería Carlsberg

Entrada a la parte histórica de la cervecería Carlsberg

Jacobsen brewhouse

Jacobsen brewhouse

El bar

El bar Jacobsen

IMG_1373

Jacobsen dark lager, ¡qué delicia!

Foto del recuerdo de la Yucafamily en Carlsberg

Foto del recuerdo de la Yucafamily en Carlsberg

Historia de la cerveza en Carlsberg

Historia de la cerveza en Carlsberg

Exhibición en Visit Carlsberg

Exhibición en Visit Carlsberg

Exhibición en Visit Carlsberg

Exhibición en Visit Carlsberg

Un recorrido por la historia de Carlsberg

Un recorrido por la historia de Carlsberg

Caballos de Jutlandia

Caballos de Jutlandia

Encuentro cercano con los caballos de Jutlandia

Encuentro cercano con los caballos de Jutlandia

Copito tocando el caballo más dócil

Copito tocando el caballo más dócil

¡Los caballos eran enormes!

¡Los caballos eran enormes!

Bellos ejemplares

Bellos ejemplares

Copito los amó

Copito los amó

Muestra de carros antiguos

Muestra de carros antiguos

Muestra de transporte de Carlsberg

Muestra de transporte de Carlsberg

Mr. Viking ya tiene panza de tanta cerveza

Mr. Viking ya tiene panza de tanta cerveza

Quiero este carrito para llevar todos mis juguetes a la escuela

Quiero este carrito para llevar todos mis juguetes a la escuela

Posando con el transporte Carlsberg

Posando con el transporte Carlsberg

Transporte clásico en Carlsberg

Transporte clásico en Carlsberg

Ayudando a llevar el cargamento

Ayudando a llevar el cargamento

Los cerveceros son ellos. Yo tomo un sano jugo de naranja!

Los cerveceros son ellos. ¡Yo tomo un sano jugo de naranja!

Visit Carlsberg

Antigua chimenea en Carlsberg

Antiguos carros en Carlsberg

Antiguos carros en Carlsberg

Una réplica de La Sirenita

Una réplica de La Sirenita en el jardín de esculturas

Queríamos todos esos barriles llenos de cerveza

Queríamos todos esos barriles llenos de cerveza

Colores otoñales en las afueras de la cervecería

Colores otoñales en las afueras de la cervecería

¡Adios querido caballito!

¡Adios querido caballito!

El anuncio andante de Carlsberg

El anuncio andante de Carlsberg

Esa tarde regresamos al hotel para cambiar nuestras ropas mojadas y salimos a cenar a un restaurante italiano llamado Ristorante Italiano cerca de la Catedral de Copenhague (Vor Frue Kirke). La poca originalidad de su nombre podría confundir al comensal pero en nuestra experiencia sus pizzas fueron exquisitas y el tiramisú que escogimos como postre ni que decir. La cena fue amenizada por un excelente guitarrista que me confundió por española y me dedicó algunas canciones de la madre patria hasta que le dije mi nacionalidad. Copito devoró su rebanada de pizza mientras escuchaba las románticas canciones. En resumen, un excelente lugar para terminar tan lluvioso día.

**Gina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s