Segundo día en Toronto: Visita nocturna al Ripley’s Aquarium

Deja un comentario Estándar

No es ningún secreto que su servidora es una criatura nocturna. Me gusta trabajar y estudiar de noche y también salir a pasear cuando los rayos del sol ya se han ocultado. Obviamente, en la vida diaria de una mamá-profesora, la alarma suena desde temprano para estar lista antes de que el primer “Buenos días” de Copo se haga escuchar. Cuando viajamos, rara vez podemos dormir hasta que queramos. En estos días sí se aplica el “Al que madruga Dios le ayuda” pues todos los lugares de interés como museos, zoológicos, parques de diversiones, zonas arqueológicas, paseos en barco etc., tienen mucho menos gente cuando abren sus puertas. Muchas de esas atracciones cierran sus puertas entre las 5:00 y 6:00 de la tarde y a los visitantes no nos queda más remedio que irnos al pub más cercano y descansar. En su defecto, se puede ir al supermercado más cercano para comprar cerveza local e ingredientes frescos para saciar el apetito en la comodidad de la habitación. ¡Uffff, qué sufrimiento!.

En Toronto, dos de las principales atracciones, la CN Tower y el Ripley’s Aquarium, abren sus puertas desde temprano (9:00-10:00am) y cierran a las 11:00pm. Como ya les había comentado, el hotel Delta Toronto está ubicado justo enfrente de ellas por lo que se nos facilitó visitarlas a horas inusuales. Como buena criatura de la noche agradecí que estos lugares cierren hasta tarde y poder hacer algo diferente ya comenzada la noche.

Eran las 7:00pm cuando entramos al fantástico Acuario de Ripley. No había ninguna fila y pudimos comprar sin problema los boletos en una maquina self-service. Copito se encontraba ya bastante descansado después de una larga siesta y todos estábamos listos para perseguirlo por el lugar.

El acuario puede ser fácilmente visitado en unas dos horas. Tal vez un poco más para los amantes de la vida marina. Posee muchísimas especies de las aguas canadienses, del arrecife indo-australiano, y areas de medusas y mantarayas. Lo más interesante para nosotros fue la exhibición de tiburones nadando sobre las cabezas de los visitantes quienes se esforzaban en tomar selfies con ellos. ¡Eran las celebridades del acuario!.

También había un área interactiva en donde se podía tocar cangrejos herradura y observar a peces payaso (mejor conocidos como Nemos). Por supuesto, para los más pequeños había un área de juegos bastante curiosa, simulando un arrecife y submarinos así como un mini-túnel para observar a los pececillos en su hábitat.

IMG_0002

Entrada del acuario

IMG_0785

Discovery zone

IMG_0787

¡Cuántos peces!

IMG_0791

Quiero tocarte pececillo

IMG_0792

Tiburones en la laguna peligrosa

IMG_0795

Admirando

IMG_0812

Súper Baby

IMG_0822

Con papa Mr. Viking

IMG_0826

Area del arrecife

IMG_0837

En el túnel de la Dangerous Lagoon

IMG_0849

Tiburon a la vista

IMG_0850

Area de tiburones

IMG_0856

Area de tiburones

IMG_0851

Area de tiburones

IMG_0852

Tiburones

IMG_0862

Yucafamily en el Ripley’s Aquarium of Canada

IMG_0875

Tratando de tomar la mejor foto

IMG_0883

Túnel para niños

IMG_0884

¡Y no tan niños!

IMG_0885

Area infantil

IMG_0886

Área interactiva con los horseshoe crabs

IMG_0888

Captain Copo

IMG_0935

Viendo Nemos

IMG_0936

Pez Leon

IMG_0946

Smile!

IMG_0965

Medusas, jelly fish

El acuario fue una gran manera de finalizar el día y en punto de las 9:00pm dejamos tan colorido lugar para dirigirnos al hotel (o como Copito le dice, “otra casa”). Ya era bastante tarde para cenar afuera por lo que decidimos probar el servicio a la habitación del hotel (cosa que aunque les parezca raro, NUNCA habíamos hecho anteriormente). No voy a negar que lo que ordenamos estuvo muy delicioso (club sandwiches y cuatro cervezas) pero su costo fue equivalente a una cena en el mejor restaurante de Mérida. Sin embargo, hay que recordar que cuando se viaja a países como Canadá, en donde los salarios y las prestaciones son altos, no queda más que adecuar el presupuesto y ahorrar en las otras comidas (¿desayunando Subways, por ejemplo?).

Ahora sí, estábamos listos para dormir y soñar con tiburones.

**Gina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s