Museo Samurai en Shinjuku

Deja un comentario Estándar

El Samurai, la personificación del guerrero noble, leal y honorable. Al menos en las versiones románticas del siglo XX. Los samurai fueron nobles militares de la época medieval de Japón que servían a un señor feudal. Seguían una serie de lineamientos éticos y de honor conocidos como Bushido (“el camino del guerrero”) altamente influenciado por el Neo-Confucionismo, el Budismo Zen y el Sintoísmo. Entre otros aspectos del Bushido destacan la frugalidad, la lealtad a los superiores, la maestría en artes marciales y el honor hasta la muerte. El famoso Seppuku, informalmente llamado Harakiri, es un buen ejemplo de este último aspecto pues se esperaba que el guerrero samurai que perdiera en batalla realizara este suicidio ritual cortando su abdomen.

IMG_3585

Los distintivos kabuto (cascos) samurai

IMG_3572

Armaduras samurai

La historia de los samurai se remonta al siglo VII d.C pero no fue hasta el siglo XIII que estos guerreros empezaron a cobrar importancia en el Japón medieval. Una de las razones por las cuales los samurai consolidaron su poder y fama fue su papel en contra de las invasiones chino-mongólicas. En el 1274, la dinastía Yuan de China había enviado a 40,000 soldados y 900 barcos a conquistar el sur de Japón (la isla Kyushu). Japón contaba solamente con 10,000 samurai para enfrentar dicha amenaza. El imperio Yuan contaba con pólvora y bombas para la guerra pero jamás se imaginaron que la naturaleza estaría de lado de los samurai y una tormenta destruyó su flota durante la invasión. Prontamente, los defensores japoneses construyeron una barrera de piedra sabiendo que algún día los invasores regresarían. No se equivocaron, pues en el año 1281, 140,000 mongoles con 5,000 barcos se prepararon para invadir Kyushu mientras que el ejercito nipón se limitaba a 40,000 hombres. Al momento de desembarcar, los guerreros mongoles fueron castigados con el poder del viento y el agua de un tifón, lo que ayudó a los guerreros samurai a repeler nuevamente la invasión. Los poderosos vientos del tifón fueron llamados kami-no-kaze o viento divino y creó la idea de que las islas de Japón estaban protegidas por los dioses.

Los samurai eran expertos en la arquería a caballo y el manejo de la espada. En el siglo XIV, un herrero desarrolló una nueva tecnología para la fabricación de espadas que consistía en una capa de acero duro y otra suave. Esta tecnología mejoró el filo, la duración y la ligereza de las espadas y dio lugar a la creación de las bellísimas katanas, una de las armas de mano más potentes de toda Asia.

IMG_3592

Arco y flecha samurais

IMG_3586

IMG_3591

Katanas

IMG_3588

Armas samurai

Durante el Shogunato Tokugawa (siglo XVII-XIX) se vivió en Japón un periodo de paz muy largo y los samurai se convirtieron en burócratas, administradores, financieros y artistas dejando a un lado su lado bélico. Cuando el Emperador Meiji abolió el shogunato  y con él, el derecho de los samurai a ser la única fuerza armada de Japón, se produjo el declive del poder de los samurai. Las reformas del Emperador prohibieron que los samurai pudiesen usar su katana en público y su derecho de ejecutar a cualquier persona que los ofendiera. Algunos samurai se rebelaron ante la perdida de su estatus social siendo la Rebelión Satsuma (1877) el último conflicto samurai. Es decir, El Último Samurai.

IMG_3570

Retratos del último shogun Tokugawa y el Emperador Meiji

La historia de los samurai, las replicas y restauraciones de muchas de sus armaduras así como sus armas y los guías más amigables en todo Japón, pueden ser encontrados en el pequeño pero fabuloso Museo Samurai en Shinjuku.

El museo consta de dos pisos y puede ser visitado fácilmente en una hora. Nosotros tardamos más pues llegamos justo a tiempo para la demostración de un experto en el arte de la espada. Fue una experiencia muy original y didáctica pues el actor y consultor de muchas películas de samurais, contestó todas las preguntas que el emocionado público le realizó. Solo una docena de personas se encontraba en esos momentos y al finalizar el performance nos fue asignado un joven guía que hablaba inglés.

DSCN1414

Performance samurai

DSCN1416

Performance Samurai en el museo

IMG_3595

Armaduras

IMG_3594

Armaduras

IMG_3581

¿Cuánto tiempo les habrá llevado vestirse?

Nuestro guía nos explicó cada una de las salas de exhibición y nos invitó a tomarnos una foto caracterizados de familia samurai. Mientras tanto, Copito dormía muy calientito en su carreola y no abrió los ojos hasta que salimos del museo.

El museo abre de 10:30hasta las 21:00 por lo que es una excelente opción para pasar una tarde cuando las otras atracciones ya han cerrado.

IMG_3580

Una familia samurai occidental

Salimos del museo y nos dimos cuenta que estábamos en la zona roja de Tokio cuando empezamos a ver los insinuantes anuncios coloridos. Kabukicho estaba lleno de atracciones para adultos pero también de restaurantes y comercios que se anunciaban con las famosas luces neon. Copito despertó poco tiempo después y nos dirigimos a satisfacer nuestra pancita con comida tradicional japonesa. “¿De qué me perdí?” habrá pensado.

IMG_3602

IMG_3600

IMG_3544

Kabukicho

Escogimos el primero que nos ofreció un menú en inglés aunque ya sentados nos dimos cuenta que el menú era la versión “foreigner friendly”. Muy valientemente, Mr. Viking preguntó si servían “shabu-shabu“. El rostro del mesero fue de extrañeza pero asintió.

Mis queridos lectores se preguntarán cómo sabíamos del shabu shabu. Pues bien, como parte de la preparación de Copito para un viaje de tal magnitud, le compramos un libro llamado “Kids meet Japan” (de Aleister Kelman, Peter Galante y Felipe Kolp). Es un libro fantástico que presenta a los niños una pequeña lección cultural de Japón como los templos, las ciudades, los baños termales, los palillos para comer, frases útiles en japonés y la comida tradicional. Copito disfrutaba “leer” su libro una y otra vez y pronunciar las palabras referentes a la comida: sushi, tempura, mochi, soba y sobre todo…. shabu-shabu. Al parecer decir “shabu shabu” es muy gracioso para un niño de tres años. Sus padres por otro lado queríamos conocer de qué se trataba este platillo, que anteriormente habíamos leído era para compartir.

El mesero nos llevó una pequeña estufa de gas, una cacerola, muchos vegetales, salsa de soya, tofu y cortes finos de res. “¿Saben como prepararlo?” nos dijo con desconfianza. Nuestra respuesta fue negativa así que el joven mesero nos explicó pacientemente que debíamos de hervir los vegetales y el tofu por unos cuantos minutos, remojarlos en la salsa para formar una sopa y después cocinar rápidamente los cortes de res inmediatamente antes de comerlo. Y todo esto con los palillos.

Al estar escribiendo esto un poco de mi baba derrama sobre el teclado. Shabu-shabu superó todas mis expectativas sobre las delicias niponas. No quedó ni un gramo de comida sobre nuestra mesa y ni un mililitro del sake que ordenamos para acompañarlo. Habíamos disfrutado hasta el más ínfimo de los pedazos de tan exquisito platillo.

IMG_3607

Mr. Viking cocinando shabu-shabu

Era hora ya de regresar a nuestro hotel pues nuestro cuerpo pedía descanso. Al día siguiente nos esperaba un día larguísimo visitando a los macacos de las nieves cerca de Nagano y habíamos planeado despertarnos temprano pues sabíamos que el trayecto duraría dos horas. Me fui a la cama con mi panza satisfecha y soñando sobre los honorables samurai defendiendo Japón de la invasión mongólica.

**Gina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s