Tokyo Skytree: La torre más alta del mundo

Deja un comentario Estándar

En cuanto supimos que la torre Tokyo Skytree era la más alta del mundo quisimos visitarla en alguna tarde libre. No fue sino hasta nuestro último día en Tokyo que tuvimos un tiempo libre y el clima estaba soleado y hermoso para caminar las largas distancias de la ciudad.

Bajamos en la estación Asakusa de la linea Ginza y la torre era visible en donde quiera que caminaremos. Su altura era tan impresionante que nunca ningún edificio la lograba cubrir por completo. Debido a esto, subestimamos la distancia entre la estación y la torre aunque el clima era tan agradable que disfrutamos mucho caminar en esos tranquilos vecindarios.

DSC_1912

Cruzando el río Sumida

DSC_1926

La torre desde lo lejos

DSC_1929

Calles tranquilas cerca de la torre

Cuando llegamos a la enorme plaza adyacente a la torre nos ofrecieron los Skytree Fast Tickets que son los boletos vendidos únicamente a los turistas extranjeros y que permitía evitar la fila y subir inmediatamente a la torre. La diferencia entre un boleto normal y el Fast Ticket era mínima así que aprovechamos el ofrecimiento.

En unos cuantos segundos ya estábamos en la torre más alta del mundo, al momento de escribir estas líneas. La torre Tokyo Skytree mide 634 metros hasta su punta y es la atracción más nueva de Tokio. Es también la segunda estructura más alta del mundo, después de Burj Kalifa en los Emiratos Árabes (que ostenta el titulo del edificio más alto del mundo).

DSC_1934

DSC_1935

DSC_1936

DSC_1938

DSC_1939

DSC_1953

DSC_1956

DSC_1960

DSC_1963

DSC_1965

DSC_1946

DSC_1968

DSC_1970

Los miradores del Skytree son muy amplios y nunca sentimos que estuvieran congestionados de gente, como lo advertían los sitios de internet. En la Tembo Deck (350 metros) pudimos tomar las siguientes fotos del horizonte tokiota. Ahí se encuentran un restaurante, una tienda de souvenirs, un piso de cristal y una cafetería en donde nos tomamos unas ricas y merecidas cervezas. Copito dormía su siesta y se perdía de la altitud y no despertó sino hasta el final del lunch.

Cuando salimos eran alrededor de las 4:30pm y el sol ya empezaba a perderse entre los altos edificios. Tomamos el metro hacia la estación central en cuyos alrededores caminamos un rato sin rumbo alguno. Pudimos ver desde afuera el enorme jardín que protege el palacio en donde vive actualmente la familia Imperial de Japón.

DSC_1974

Viendo la torre Tokyo Skytree desde la calle

DSC_1978

DSC_1983

DSC_1993

Jardines del Palacio Imperial 

Así había finalizado nuestra última tarde en Tokio pues en esos momentos no sabíamos si tendríamos tiempo para pasear la noche antes de nuestro vuelo a México. Al momento de empacar nos dimos cuenta que nuestras mochilas rebosaban de juguetes nuevos y nos impedirían movernos fácilmente en los trenes. Decidimos aprovechar que el hotel contaba con consigna de equipaje para aquellos clientes que tenían una reservación posterior y dejamos una de nuestras maletas. Fue una decisión muy adecuada pues en las estaciones de tren mientras más ligero se viaje mejor. Algunas conexiones fueron bastante cortas (10 minutos) y requirieron un paso acelerado en las estaciones sobre todo cuando no teníamos reservación de asiento.

A la mañana siguiente partiríamos a Takayama, en los Alpes Japoneses, pero esa es otra historia…

**Gina

 

 

Tokio antiguo: Templo Senso-ji

Deja un comentario Estándar

Desde la estación de Shinjuku tomamos el tren naranja JR Chuo Rapid dirección Tokyo y nos bajamos en Kanda. Ahí cambiamos a la línea de Metro Ginza hacia Asakusa. Como ya les había comentado, en Japón hay muchas compañías de trenes y cada una tiene sus propias estaciones y tarifas según el trayecto recorrido. Pagar de manera individual cada viaje es muy complicado y lleva tiempo descifrar el costo total por lo que comprar una tarjeta de prepago como Suica resultó muy conveniente.

En Asakusa se encuentra Senso-ji, el templo más visitado de Tokio y la torre Tokio Skytree, la torre más alta del mundo (634 metros). No tuvimos ningún problema en encontrar el templo pues centenares de personas se dirigían a él y había muchos letreros indicando el camino.

La Gran Entrada Kaminari (Kaminarimon o Entrada del Trueno) nos dio la bienvenida. Se trata de la primera entrada al Templo Senso-ji y tiene una enorme linterna roja colgando bajo su alto techo y dos estatuas que flanquean ambos lados de ella.

Kaminarimon fue construida en el año 941 d.C en otro lugar, siendo reconstruida en Asakusa hasta el año 1635. La entrada ha sido reconstruida en varias ocasiones después de sufrir los embates de incendios y la Segunda Guerra Mundial. La actual data de 1960 y fue donada por el fundador de Panasonic para conmemorar el 400 aniversario de la fundación de Edo (Tokio).

DSC_1663

La enorme linterna de Kaminarimon

DSC_1660

Nos sentíamos muy iluminados 

DSC_1664

Una de las estatuas de la entrada

Entre Kaminarimon y el templo Senso-ji está la concurrida calle Nakamise (Nakamise-dori) paraíso de aquellos que gustan de las compras y el curioseo. La calle era todo un espectáculo de artículos hermosos y coloridos y de comida y golosinas que gritaban “rompe tu dieta y cómeme”.  Ahí abundaban las tiendas de souvenirs y artesanías por lo que es muy recomendable para los viajeros con poco tiempo que desean conocer el lado más tradicional de Tokio y llevarse un pedacito del país del sol naciente.

DSC_1666

Nakamise-dori

DSC_1665

Me pareció ver un lindo gatito

El comercio en Nakamise-dori surgió cuando los vecinos de la zona empezaron a ofrecer sus productos a los peregrinos que visitaban Senso-ji en el siglo XVIII aunque la historia del templo se remonta a mucho tiempo atrás.

Según la leyenda, dos hermanos pescadores encontraron la estatua de Kannon, Buda de la Compasión, en el Rio Sumida en 626 d.C. El primer templo se erigió en 645 d.C lo que lo convierte en el templo más antiguo de Tokio. Durante la Segundo Guerra Mundial, el templo fue bombardeado y destruido aunque fue reconstruido poco después como símbolo del renacimiento japonés.

DSC_1724

DSC_1683

Senso-ji

DSC_1693

Incienso purificador

DSC_1699

Limpiando manos y boca

IMG_3533

Un bello ejemplo de un bebedero purificador 

DSC_1718

Leyendo su fortuna… en japonés

IMG_3543

Budas en los jardines del templo y la torre Tokyo Skytree en el fondo

IMG_3542

Conociendo a Buda

IMG_3541

Detalles en Senso-ji

DSC_1736

El Gran Templo de Kannon

DSC_1727

Otra gran linterna en Senso-ji

DSCN1409

Templo Senso-ji

DSCN1406

Pagoda en Senso-ji

Habíamos planeado visitar la torre Tokyo Skytree después de nuestra visita a Senso-ji pero el cielo estaba bastante nublado para gastar 2,800 yens por persona y únicamente ver nubes desde lo alto. Nos dirigimos entonces de regreso a Shinjuku para visitar el Museo Samurai, no sin antes llenar nuestros ya vacíos estómagos con sushi y cerveza de alguna tienda de conveniencia.

Continuara…

**Gina