Últimas horas en Hida Takayama

Deja un comentario Estándar

Los pronósticos del clima que habíamos consultado el día anterior no se equivocaron. Ese lunes, Takayama despertó con el peor de los climas habidos y por haber, el más odiado por los viajeros en el mundo: lluvia intensa combinada con frío. ¡Ese maldito clima que arruina los paseos en el exterior, te hace gastar dinero en impermeables y paraguas, te impide sacar tu cámara SRL y te obliga a pasar el día en un restaurante tomando cerveza y comiendo Hida Beef!. OK, eso último no suena tan mal.

IMG_3918

Copito con una galleta de arroz que le regaló una señora

En este viaje pecamos de confiados y no llevamos impermeables ni la funda de plástico para la carreola de Copito, como lo habíamos hecho siempre. Afortunadamente, en todas las tiendas de conveniencia vendían paraguas y así pudimos salir a cumplir el objetivo del día: probar el Hida Beef, el platillo por excelencia de la región. No tuvimos que alejarnos mucho del ryokan pues encontramos un restaurante casual y bien publicitado llamado Butchers. Ahora sí, a probar el verdadero Hida Beef.

Dice Mr. Viking, experto en carnes, mariscos, aves y bueno, todo lo comestible, que el Hida Beef de Butchers ha sido el mejor filete que ha probado en su vida. Mientras tanto Gina, quien no es experta en esos ámbitos gastronómicos pero gusta de probar cosas nuevas no dejaba de decir “mmmm, ohhhhh, wow, ahhhh”. Todo un orgasmo culinario.

El ambiente tampoco podía ser mejor: tenía un menú infantil con platillos apetecibles para los más pequeños, una amplia carta de vinos y licores (el sake no podía faltar) y un servicio cálido y respetuoso como todo en Japón.

IMG_3919

Todos llenamos nuestras pancitas

IMG_3920

Hida Beef de 160 gramos

A la mañana siguiente, partimos de Takayama a las 8:00am para poder aprovechar mejor el primer día en Kyoto pero primero teníamos que cargar combustible. Parte de la experiencia de hospedarse en un ryokan es probar los deliciosos platillos tradicionales que se sirven durante el desayuno y la cena en el comedor. Mentiría si les dijera el nombre de lo que comimos pero les aseguro que era una delicia nomás verlos alrededor del irori (fuego) antes de ser devorados. El té verde invitaba a saciar la sed mañanera y también servían café para los comensales de gustos y costumbres más occidentales. Copito disfrutó el té y el arroz gohan mientras sus padres comían los vegetales, la sopa, el arroz y el pescado que conformaban el desayuno. Cuando terminamos, Copito se despidió efusivamente de su querida “abuelita japonesa” en el ryokan quien nos había servido y enseñado a preparar nuestros desayunos tradicionales durante los tres días de hospedaje.

Hora de partir a Kyoto, no sin antes sentir un frío de -7 grados centígrados mientras nos dirigíamos a la estación de trenes. Ni los guantes, ni las capas de ropa de lana, ni nuestros fieles abrigos pudieron evitar que sintiéramos la intensidad del frío alpino. Estábamos fríos pero satisfechos de haber conocido una región diferente a las acostumbradas. El recuerdo de los bellos paisajes de Shirakawa-go y el brillo del sol sobre las calles frías de Takayama estarán por siempre grabadas en nuestros corazones y su Hida Beef será extrañado todos los días por nuestros paladares.

IMG_3923

La nieve nos despidió en Takayama

IMG_3926

En el tren Hida Wide View

IMG_3935

Paisajes en el tren a Nagoya

IMG_3942

Payaseando en el tren a Nagoya

**Gina

Bergen en días lluviosos. Parte 1. Fish Market y Acuario

Deja un comentario Estándar

En Bergen, Noruega llueve mucho. Mucho. Ha llovido durante todas las ocasiones que hemos visitado esta encantadora ciudad. Bebés, niños y adultos poseen una variedad de atuendos para enfrentar tan miserable clima. La gente positiva dice “no hay clima malo sino ropa inadecuada”. Los más cínicos como mi esposo dicen que eso es bullshit. Todos queremos un sol maravilloso en nuestras vidas. Después de todo, el sol es vida.

Aparte de su clima un tanto deprimente Bergen es maravillosa. Su arquitectura, su ubicación entre siete montañas, la calidez de sus habitantes, su gastronomía, su sistema de transporte altamente eficiente, su amplia gama de diversión y entretenimiento hacen que los visitantes de la segunda ciudad más poblada de Noruega digan “desearía vivir aquí” o por lo menos que el mundo se pareciera más a Noruega.

Bryggen, la imagen clásica de Bergen

Bryggen, la imagen clásica de Bergen

Centro de Bergen

Centro de Bergen

El McDonalds más cute del mundo

El McDonalds más cute del mundo

Recorriendo Bergen el primer día

Recorriendo Bergen el primer día

Nuestros primeros días fueron de adaptación. El primer día únicamente fuimos al centro de la ciudad para recoger nuestros boletos del Norway in a Nutshell (del cual escribiré más adelante) y después visitamos el Fish Market para deleitar nuestras papilas gustativas con alguna delicia del mar. Copito durmió mucho durante este día sin que esto haya afectado su sueño nocturno.

El moderno Fish Market

El moderno Fish Market

Escogiendo manjares

Escogiendo manjares mientras Copito dormía plácidamente.

Salmón ahumado. ¡Mi favorito!

Salmón ahumado. ¡Mi favorito!

Al otro día, Copito visitó una de las atracciones más visitadas de Bergen: el acuario. El primer paso para llegar a nuestro destino fue cruzar el mar de Vagen en el barco M/F Beffen. El cruce cuesta 25 coronas por persona y reduce considerablemente el tiempo de llegada al acuario. Para los niños ofrece una aventura adicional y para los adultos, una vista diferente a la fortaleza y a los barcos en el puerto.

El costo de entrada al Akvariet es realmente caro convertido a cualquier moneda extranjera. Cuesta 250 coronas noruegas para los adultos (500 MXN) y 150 coronas para niños a partir de los tres años. Los visitantes tienen que recordar que en Noruega los salarios son altos al igual que sus impuestos con los cuales se costean las escuelas y hospitales públicos así como su sistema de pensiones.

IMG_0243

Cruzando en el barquito hacia el acuario

IMG_0244

El barquito alejándose

P1050059

Akvariet i Bergen

Disfrutamos el show de los leones marinos a las 12:00 y luego proseguimos a admirar las múltiples especies marinas. Copito corrió, jugó con los niños, se subió a Elias (un personaje famoso en Escandinavia) y quiso adoptar a uno que otro lince y oso disecado. Fue un tiempo familiar muy divertido y las persecuciones a Copo nos abrieron el apetito y la sed. Era hora del lunch.

Continuará…

IMG_0270

Acuario de Bergen

Nemos

Nemos

Admirando la vida marina

Admirando la vida marina

Apapachando un lince

Apapachando un lince

Jugando en Elias

Jugando en Elias

Pecera interactiva

Pecera interactiva

Admirando a sus amigos pingüinos

Admirando a sus amigos pingüinos

Show de los leones marinos

Show de los leones marinos

Show de los leones marinos

Show de los leones marinos

Mamíferos polares

“Nos vemos luego amigos polares”

**Gina